viernes, 23 de marzo de 2007

Despertar cubierta de sangre

No, no me ha visitado la Tia Irma, pero esta mañana al despertar me he econtrado con las sabanas y el pijama llenos de manchas de sangre (de la cara y las manos mejor no hablar).

Lo curioso es que el primer pensamiento que me ha venido a la cabeza, antes de estar completamente despierta ha sido "pero si no le he hecho nada a nadie".

Justo despues me he dado cuenta de que la sangre era mia y de que goteaba desde mi cara y, al llevarme la mano a la misma, he descubierto el motivo. Cuando era pequeña me sangraba la nariz muy a menudo, más si era primavera. Vuelta del cuerpo a viejas costumbres (algo gore, eso si).

Lo mejor (o peor) ha sido la cara de mi madre, que salgo de la habitacion toda ensangrentada y va y me dice "¿No habrás manchado las sabanas no? Que acabo de poner la lavadora..." Madres. Quien las entienda que me lo diga...

2 comentarios:

Fenix dijo...

Juer... no se si reirme o asustarme de ese "Pero si no le he hecho nada a nadie" XD

Rhiannon dijo...

Estaba medio dormida leñe...